sábado, 28 de enero de 2012

 

 

El conflicto armado trajo muchas consecuencias negativas, entre ellas, la desaparición de muchas tradiciones y costumbres.

Antiguamente se creía que cuando había eclipse sobre todo por las noches, la luna peleaba con la tierra, entonces los pobladores sonaban los machetes, cajones, azadones y todo aquello que provocara un ruido estridente o sonoro, a manera de porra para animar a la tierra y que ganara la lucha.

Cuando alguien tenía disípela (cuando alguien es abochornado por algún suceso: caerse en lugares públicos, etc.),  se pasaban un sapo sobre la parte donde tenía disípela.

*Leer más en Huista: un viaje a través del tiempo. Morales Mérida, Elder Exvedi. 2002

 

De mi  libro “Folklore Santaneco”, cito lo siguiente:

 

“Muchas personas colocan un vaso con agua cuando alguien fallece, ya sea en un altar o en el lugar donde expiró,  porque el espíritu llega a beber su contenido, según creen.

Una cruz de ocote colocada en la puerta sirve para proteger la casa.

Cuando los perros ladran a media noche, es porque miran espíritus.

Cuando los gallos cantan tristes todo el día, es porque alguien va a morir.

Los limones en cruz sirven para la protección de las personas, para alejar a los malos espíritus.

La visita de las mariposas negras en la casa, augura cosas malas.

Cuando el fuego “regaña” es porque alguien va a llegar.

La entrada de una esperanza a una casa,  es porque se tendrán buenas noticias.

Cuando alguien es sonámbulo, se le tiene que golpear con un caite para despertarlo, sin causarle daños mayores.

Cuando los niños llegan a grandes y todavía se orinaban en la cama, los mandaban a vender tenamastes o piedras.

Cuando una mujer está embarazada y hay eclipse, debe vestir prendas de color rojo, en especial, ropa íntima. Desde la gestación deben usar prendas de vestir color rojo. Esto para no afectar al bebé.

Cuando hay mucho viento se siembra un machete en el centro de la casa.

Cuando hay muchas tempestades no se debe estar sentado en la casa.

Cuando hay eclipse, se ponen a somatar botes.  

Cuando se tiene amenaza  de aborto, para evitarlo, toman agua de morro.

Para curar la enlechedura de los niños, el secreto que usan es: si es varón buscan la leche de dos hembras y la de un varón; y si es hembra, dos varones y una hembra. Esto, de los que son amamantados. De manera que la leche materna es gran valor…

Para el pujo, le echan leche materna en la cadera y se pone erizo,  y le cortan los pelitos con una tijera.

 

Cuado la mujer embarazada se le mancha la cara antes del parto, se pasas los pañales mojados  del recién nacido, esto, en el área afectada.

Cuando alguno de los padres de familia o ser querido se aleja del niño, el secreto es dejarle un hilo de color en el antebrazo, para que su ausencia no le afecte.

 

***

Cuando alguien muere violentamente, su espíritu no puede descansar en paz o está penando. El no poder despedirse de la familia, el no haber cumplido alguna misión o cuando murió con deseos de venganza, o porque no pudo arrepentirse con tiempo de sus pecados.

Cuando alguien es asesinado, algunos familiares introducen en el cadáver o en el ataúd un pedazo de carne de res para que los asesinos paguen por su falta.

 

 

MAL DE OJO

Se da porque los bebés son muy agradables a las personas mayores. También les hacen ojo los de “sangre caliente” y cuando los papás llegan sudando después de concluir sus labores. Los enfermos lloran mucho y la fiebre es muy intensa. Para curar al enfermo, se le pasa un huevo en todo el cuerpo y después se cuece y se le da de comer a la persona que le hizo ojo, sin que lo sepa. Para saber si es ojo, se le tienen que pasar 9 pimientas envueltas en un trapo rojo, haciendo cruces en todo el cuerpo,  y después se tiran al fuego las pimientas; si revientan, es porque tienen ojo. Así también,   unos le pasan el huevo en todo el cuerpo y luego lo depositan en un vaso con agua, y dentro lo quiebran; en la yema aparece un ojo, el cual evidencia que efectivamente es mal de ojo.

Se cura también con ruda, pimienta y trago o aguardiente. Machacada la ruda y la pimienta, se mete en un vaso con agua. Con la boca se rosea su contenido y se reza al mismo tiempo, para que el mal se vaya.

 

MAL DE PELO

Se ponen muy desnutridos, duermen mucho y se vuelven anémicos. Para curarlos: con hoja de naranja agria  y jabón de coche. Se cuecen las hojas y cuando está hirviendo, se saca del fuego y les lava la cabeza; el agua bien caliente y después les echan el jabón de coche. Se necesitan de tres curas.

 

LA RECALCADURA

Sólo lo puede curar una mujer embarazada. Únicamente con sobarle el hueso o la parte recalcada; se cura por la saliva de la mujer.

 

MALOS ESPIRITUS

Los niños lloran mucho por las noches. Para saber si alguien les puso un “mal trabajo”,   se pasa un huevo criollo en el cuerpo, y después se quiebra en un vaso o cristal, como le llaman en Santa Ana Huista; ahí se halla la respuesta. Para curarlo: Se pasa una veladora en todo el cuerpo y se hace una oración pidiendo a Dios su protección, posteriormente se   pone a quemar la veladora y se va a dejar flores blancas a la parroquia.

 

EMPACHO

No quiere comer y se mantiene con anemia y mucho sueño. Debe dársele un purgante que puede ser aceite de oliva, luego debe beber suficiente agua.

 

MAL DE LOMBRICES

Cuando alguien padece de mucho dolor en la boca del estómago, pueden ser lombrices. Para ello, debe hacerse una frotación de la siguiente manera: se machacan 5 ajos y un limón, luego se coloca la mezcla en la parte del mush, frotándose de arriba hacia abajo;  se les pone la mezcla en los oídos y se les amarra el estómago con una faja color rojo para que se le recoja la lombriz.

 

SUSTO

Se ponen pálidos, no quieren comer y lloran. Cualquier ruido los asusta. Para curarlos, tomar en cuenta lo siguiente: Machacar 9 ramas de ruda, 9 de pimienta. Se les sopla trago en forma de cruz, y la pimienta y la ruda se le pasan con una rama de chilca o baraja y se les llama por su nombre. En la noche se deja la rama con la que los curaron debajo de la cabecera y cuando se termina de curar se van a tirar las ramas en un crucero.

Con ruda, trago y una rama. Asimismo, se le sopla a la persona, se le hacen oraciones, se le hacen cruces en todo el cuerpo.

 

RESFRIADO

Se da porque a veces bañan muy tarde a los niños, o porque las madres comen algo muy frío. Para curarlos: se pone un traste con brazas, se pone al niño encima del traste, y así con el calor de las brazas se calienta y se le da una frotación con balsámico. También baños de pies.

    

TIRICIA

Esta enfermedad se da en los niños cuando se separan sus padres o cuando alguien con quien los une una íntima amistad se ausenta, lo que les ocasiona tristeza. Se buscan flores de diferente clase y color y se deja que se “aserenen” por una noche. Con ellas y un limón, se cura. Se pasan las flores y el limón por todo el cuerpo, se hacen oraciones y se le dan nueve curas. Al terminar las nueve curas, todo lo utilizado es arrojado al río o arroyo.

 

CAIDA DE MOLLERA

Cuando al niño se le cae la mollera, para subírsela, se empieza la cura  cuando el sol empieza a salir, colocan un caso con agua en la puerta y ponen de cabeza al niño y lo hacen hacia abajo tres veces seguidas; o se debe colocar una escoba atravesada en la puerta y agarrar al niño y hacerlo hacia abajo tres veces.

 

EL CHIJ

Ataca a los niños, ya que cuando son pequeños y la madre queda embarazada, el niño se “atiricia”,  porque otro ser viene en camino. Para su cura, se cuece un pollito y se le da de comer al enfermo, esto,  detrás de la puerta, y los huesos o lo que sobra, se entierra para que la tierra se  trague el mal.

 

EL PUJO

La padecen los recién nacidos, y se da porque las mujeres que están menstruando o en estado de gestación, los miran.  Los enfermos lloran mucho y les duele el estómago. Para evitar hacerles daño a los recién nacidos, las que están menstruando o embarazadas, deben hacerle una cruz con saliva en la frente, en el mush (ombligo), en los pies y en las manos o muñecas. Asimismo, deben curarse  de la  siguiente manera: si es hembra la que tiene pujo, deben acostarla en la puerta de la casa, tienen que brincar en forma de cruz sobre ella dos varones y una hembra; y si es varón, tienen que ser dos hembras y un varón. Para que el mal se acabe, se dan cuatro curas.  

 

DISIPELA

La sal es muy importante para esta cura. La persona que cura se echa unos granos  en la boca y  jala el fuego.

 

PAPERAS

La sal  y el limón son lo indicado. Bañarse con  agua de sal; sobar con limón la parte afectada y tomar un poco de lo mismo.

 

UÑAS LARGAS

Cuando un bebé tiene las uñas largas, los jueves le soplan 9 veces, y éstas caen.

 

***

Después del nacimiento de un niño, la abuela (materna o paterna) colocaba una mazorca de maíz en las manos del recién nacido (varón) o una moneda, por lo general de 25 centavos o una choca, como le llaman popularmente, en las manos de la recién nacida (mujer)… Esto, según dona Ana Olimpia Taracena (Entrevista: 12/12/ 1997)

 

***

 

Cuando llegaba el tiempo de cultivo se llevaba una ceremonia especial en la que se le pedía perdón a la tierra, porque se le iba a herir con el azadón, con el barretón o con el machete, para luego fecundarla con la semilla que se ha velado ante toda la noche anterior.


Publicado por hameh0017 @ 16:23
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios