Viernes, 04 de octubre de 2013

Hasta que bese

palmo a palmo

tu cuerpo,

amada poeta,

conoceré por primera vez

esa extraña

y enigmática musa

llamada poesía

de que tanto

me han hablado.

 

Hasta que embadurne

cada parte de ti

con mi ternura,

intimaré al fin

con ese misterio sublime

llamado poesía.

 

Hasta que plasme en tu cuerpo

-que me hace vibrar-,

esos versos apilados

en el tintero  de mi corazón

sabré al fin

qué es la poesía.

 

Podré beberla,

respirarla,

palparla,

besarla

y hacerla mía.

 

Elder Exvedi Morales Mérida 1999


Publicado por hameh0017 @ 20:39
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios