Viernes, 23 de noviembre de 2012

Before,

walked touching

door to door,

seeking happiness,

forgetting,

stupidly

to find that

should simply

travel to the center of myself.


Publicado por hameh0017 @ 21:04
Comentarios (0)  | Enviar

Here,

  upset

and bitter;

but standing.

 

There are still other ways

by walking.


Publicado por hameh0017 @ 21:03
Comentarios (0)  | Enviar

It is impossible

you out of my life,

because your tenderness,

which green tree

took root

in my spirit.


Publicado por hameh0017 @ 21:02
Comentarios (0)  | Enviar

I'm not a poet:

simply

I record

my joy

and my tears.


Publicado por hameh0017 @ 21:02
Comentarios (0)  | Enviar
S?bado, 17 de noviembre de 2012

Hoy, hace 62 años,  Santa Ana Huista logra su autonomía municipal, después de luchar durante 15 años. Tristemente, de esto, nadie se acuerda y no se celebra. En esa época (1950) aún gobernaba el ilustre pedagogo, filósofo y escritor Juan José Arévalo Bermejo.


Publicado por hameh0017 @ 21:27
Comentarios (0)  | Enviar
Jueves, 15 de noviembre de 2012

Nuestro pueblo se suprimió por acuerdo gubernativo del 11 de diciembre de 1935, fecha en que el Gobierno del General Jorge Ubico Castañeda   lo incorporó como aldea de San Antonio Huista. El territorio santaneco consta de 180 caballerías de tierra productiva, contenida en 2 títulos denominados "Agua Zarca" y "El Tabacal". El primero fue extendido por el gobierno del General Rafael Carrera  Turcios en el año de 1859, y por denuncias que hicieron de los terrenos  el entonces Alcalde Municipal  el señor  José Montejo en 1874, el segundo  el señor Ignacio López, circunstancias por el cual hubo de adquirir  los dos municipios como propiedad.

 

En su defensa, la población inconforme  por la disposición gubernamental, inició en  enero de 1936 gestiones para la reconsideración del caso, liderados por los señores Ismael Escobedo y José  Ramón Hernández. Los santanecos Jesús Mérida y Samuel López Montejo  se constituyeron a la ciudad capital; para el efecto, sin embargo, los resultados fueron infructuosos. El segundo intento lo hacen los señores Vidal Lemus Mata, Mariano Barrios y Robustiano Lemus, y otra vez no se  logra ese cometido. El pueblo ya estaba agotado de tantas frustraciones.  El señor Jacinto Sosa Alvarado insiste en no desmayar y continuar luchando.

 

Pasaron muchos años. Transcurrieron casi 15 años.

Se vivía la época de la gloriosa Revolución del 44, la cual ofrecía un panorama de esperanzas, de oportunidades para lograr con más facilidad nuestra autonomía.

Los adalides santanecos Juan Bautista Escobedo y Esteban Antonio Castillo vuelven a gestionar otra vez y se constituyeron a la ciudad de Guatemala. Se tenía confianza de que por influencia del Frente Popular Libertador (FPL) se lograría esta vez; no obstante, no fue así.  En el mes de septiembre de 1950, los señores Juan Bautista Escobedo, Filomeno Hernández Domínguez, Cristóbal Peláez, Jacinto Sosa y Haydee Godoy Arellano* se ponen de pie para seguir luchando por ese ideal. El 17 de noviembre del mismo año, se emitió el acuerdo gubernativo con que la Revolución del 44 le otorgó el derecho que le asistía al municipio de recobrar su anhelada autonomía. Al fin, pues, se obtuvo lo que tanto sacrificio exigió.  Llegó el 10 de febrero de 1951, día de gloria. Fueron invitados para que tomaran parte de este acontecimiento los Ministros de Educación, Economía y Gobernación, pero no asistieron por imprevistos. Se realizaron los actos protocolarios, estableciéndose la nueva Corporación Municipal integrada así: Juan Bautista  Escobedo , Alcalde; Miguel Matamoros Lemus, Síndico; Esteban Antonio Castillo, Regidor Primero; Austreberto González Morales, Regidor Segundo; Arcángel  Herrera López, Regidor Tercero; Emilio Monzón Camposeco, Regidor Cuarto y Filomeno Hernández Domínguez, Secretario Municipal. Esta Corporación Municipal fue la primera después del desanexo.  Durante un tiempo no se conmemoró esta magna fecha  por desidia e indiferencia.  Cuando en 1965  el señor Timoteo Morales Villatoro funge como Alcalde Municipal, inmediatamente ordena se conmemore el 10 de febrero,  por ser un día de excelsa importancia para la historia del pueblo santaneco

* Haydee Godoy, era nuera de don Jacinto Sosa y  Secretaria de la Presidencia.

 

(Leer más en Huista: un viaje a través del tiempo. Morales Mérida, Elder Exvedi. 2002 y  EPISODIOS DE MI VIDA. Morales Mérida, Elder Exvedi. 10 de noviembre de 1994)

 

*Según el exalcalde Austreberto González Morales (Entrevista: 13/12/1995), don Juan Humberto Sosa, hijo de don Jacinto Sosa Alvarado vino al municipio con el fin de fundar el Frente Popular Libertador (uno de los partidos políticos que llevó a la presidencia al doctor Juan José Arévalo) a cambio de apoyar al municipio para lograr su autonomía municipal. Se afiliaron, entre otros, a ese partido político, don Juan Bautista Escobedo, Emilio Lemus y Juan José Lemus.

 

 “En 1886 un decreto nacional redefinió el territorio de este municipio: Santa Ana Huista mantuvo su condición de municipio hasta 1936* cuando la perdió (por razones parecidas a las antes mencionadas), y fue agregada, como aldea, al municipio de San Antonio Huista. Como Santa Ana Huista continuando ejerciendo sus derechos sobre  su territorio municipal anterior, los oficiales locales  alentaron a foráneos, fueran mayas o ladinos, a establecerse en su territorio, ofreciéndoles libre acceso a los recursos locales de tierra comunal y de sitios residenciales. Como consecuencia, en 1950, después de llenar los requisitos exigidos por el gobierno nacional, Santa Ana Huista recobró la condición de municipio, y la ha mantenido hasta el presente”,   (Fuente: Casaverde, Juvenal.  2003. ESTRUCTURA SOCIAL Y POLITICA  JAKALTEKA)

 

*NOTA DEL AUTOR: lo correcto es 11 de diciembre  de 1935.


Publicado por hameh0017 @ 21:23
Comentarios (0)  | Enviar
Lunes, 12 de noviembre de 2012

FELIZ VIAJE PAPA JUAN

Hoy, por la mañana, se marchó para jamás volver, papá Juan Mérida Rodríguez. Se fue. Nunca volverá. Llegó el momento inexorable y hay en mi alma una honda tristeza indescriptible.

A mi abuelo siempre le llamé papá, desde el 21 de mayo de 1981 cuando falsos revolucionarios asesinaron a mi padre Vicente Paúl Morales Hidalgo en su despacho, cuando fungía como alcalde municipal. Yo apenas tenía 4 años de edad.

Papá Juan tenía 109 años de edad.

Cuando iba de visita, me decía: "Ya viví muchos años y le pido a Tata Dios que me lleve ya. Ya es tiempo. Ya quiero descansar".

Feliz viaje papá Juan, gracias por enseñarnos con su ejemplo.

Gracias por sus consejos, por su amor.

Que en paz descanse mi viejito del alma

Su hijo

Elder Exvedi Morales Mérida.

11 de noviembre de 2012


Publicado por hameh0017 @ 21:57
Comentarios (0)  | Enviar
Jueves, 08 de noviembre de 2012
-Mire-me dijo mi amigo-, aquí sí estuvo muy duro. Estuve en la capital cuando el terremoto del 76, y siento que ahora estuvo peor. En San Marcos sí estuvo duro. Solloza. Luego agregó: Un niñito que acababa de sacar parvulitos estaba muy entusiasmado porque el próximo año iba a entrar a primero primaria, fue con su papá a cortar zacate, cuando murió aplastado por una roca, debido al terremoto. *** Como este relato triste, conmovedor, abundan. Ánimos Guatemaya. Elder Exvedi Morales Mérida Huitz-taj, jueves 8 de noviembre de 2012

Publicado por hameh0017 @ 8:55
Comentarios (0)  | Enviar
Martes, 06 de noviembre de 2012

OFRENDA A SANTA ANA HUISTA

Autor: Elder Exvedi Morales Mérida. 1995

 

I

He venido a colmarte con cantos,

con versos verdes y sacrosantos,

soberana Santa Ana Huista

¡Oh florilegio de amatista!

 

II

Ten mi pentagrama de rocíos

y mi diáfano rumor de ríos,

y mis melodías de cenzontles:

dádivas de límpidos horizontes.

 

III

Te ofrendo mi manojo de versos,

dulce ramo de laúdes tersos;

pues en el manantial de mi alma,

hay una lumbrera que me ensalma.

 

IV

Huitz-taj, verás que de tus dolores,

nacerán las más radiantes flores;

a tu fértil y sonoro suelo,

llegará a morar el consuelo.

 

V

Por el sendero, la esperanza,

llegará la plácida bonanza;

te prodigará su dulce trino

y de fe se ornará tu camino.

 


Publicado por hameh0017 @ 20:59
Comentarios (0)  | Enviar
Lunes, 05 de noviembre de 2012

San Juan es una aldea pobre de Huehuetenango. Sus pobladores se dedican a la agricultura. Sin embargo, el desempleo, la desnutrición crónica, la hambruna, la pobreza extrema y la carencia de los servicios básicos como agua potable, centro de salud, escuela y energía eléctrica, se ensaña contra ellos. 

Mario tiene 5 años. Aunque vive sumido en la pobreza, dice firmemente que va a ser maestro. “Cuando sea grande voy a ser maestro para enseñar a leer y a escribir  toda mi aldea”, expresa.

Jorge, de 6 años,  que también vive en extrema pobreza, expresa que será doctor y que ayudará a los demás sin lucrar con su profesión.

“Aquí, en la aldea, han muerto muchos porque no tenemos un centro de salud, mucho menos un doctor. Todos somos pobres y no podemos viajar a otro lugar para curarnos”, explica, y agrega con voz entrecortada al evocar: “En mi familia ya murieron dos hermanitos por desnutrición, y por eso yo sueño con ser doctor para ayudar a los demás”.

María, de 4 años, dice que será abogada y velará y trabajará por los más necesitados.   “A muchas familias de nuestra aldea les robaron sus tierras por no saber leer y escribir. Les hacían poner sus huellas en papel en blanco y al poco tiempo se daban cuenta del engaño. Como somos pobres no tenemos para pagar a un licenciado para que nos ayude, por eso yo voy  a estudiar para ser licenciada”, comenta la admirable chiquilla.

En la recién pasada contienda llegaron los políticos a ofrecerles progreso a los aldeanos, pero seguramente los ofrecimientos serán, como ha sucedido siempre, letra muerta.

*Publicado, no recuerdo cuándo…


Publicado por hameh0017 @ 17:37
Comentarios (0)  | Enviar
Domingo, 04 de noviembre de 2012

OTRO NOVIEMBRE A CUESTAS                                                                                                                    

Aquí estoy, de nuevo, escudriñando mi itinerario que comenzó el 4 de noviembre de 1976. Leyendo de nuevo la historia de mi vida, hojeando, bebiendo, escrutando, ese humilde libro que soy.

No es que sea masoquista, no, definitivamente no;  pues tengo claro que si no conozco  mi pasado, no puedo entender mi presente ni otear mi futuro.                                                               Soy, pienso, como un árbol que dialoga de vez en vez con sus raíces…

Tantas amarguras y heridas acuden a la cumbre de mi espíritu, y eso es bueno, porque quiere decir que mi sensibilidad sigue intacta, que aún respiro, canto, lloro y vivo la vida con pasión.                                                                                                                                                    Sí, que aún vivo, que mi corazón late y sigue empeñándose en embriagarse con poesía, sueños, quimeras, amor, fe y esperanza.

Pero también la alegría emerge  y me recuerda que si no conocemos de lágrimas y  dolores, jamás conoceremos la auténtica felicidad. De manera que no todo es dolor.

Gracias a Jehová Dios por todo ello.

Con el paso del tiempo, he conocido a muchas personas. Algunas han hecho ya  ese viaje sin retorno, otras, aún están en el mismo camino. A todas esas personas  patentizo mi gratitud, porque, de una u otra forma, han esculpido en las páginas de mi esencia, alegría, solidaridad y hermandad, sobre todo, cuando por circunstancias de la vida he vivido lejos del terruño donde vi por vez primera la luz del mundo. Gracias.

Llevo pues, otro noviembre a cuestas, gracias al Supremo Creador.

Y sé que a pesar de ser, quizá, un irreverente, un defecto de la sociedad por ser diferente, pensar diferente  y poner el dedo en la llaga, Jehová Dios me ama y me extiende su mano amorosa cuando caigo al fango, cuando mi alma es invadida por la incertidumbre y la tristeza.

Gracias a los que me aborrecen, a los que me odian, a los que han puesto adversidades en mi senda, pues de lo contrario, no me conocería a mí mismo, no tendría retos y tampoco el privilegio de demostrar de lo que soy capaz.

Nunca he fracasado, porque los fracasos no existen, pues son lecciones que la vida nos da.

Gracias a Dios porque me ha enseñado a no ser ambicioso, a no ser esclavo de las riquezas materiales, a no ser esclavo de la vanidad, a no desear lo que no me pertenece. Gracias a El por tener este corazón que sufre el dolor ajeno, porque sólo aquellos que sufren como yo, saben de la verdadera felicidad. Gracias Señor por esa sensibilidad que ondea en el centro de mi ser.

Llevo pues, otro noviembre a cuestas, gracias a Jehová Dios, por lo que mi espíritu permanece de rodillas ofrendándole sus cantos más exquisitos.

Por Elder Exvedi Morales Mérida. 4 de noviembre de 2012


Publicado por hameh0017 @ 8:13
Comentarios (0)  | Enviar
Jueves, 01 de noviembre de 2012

HE AQUÍ EL CEMENTERIO

Por Exvedi

 

He aquí el cementerio hermano:

Destino de nuestro ser  corporal,

donde volvemos al suelo, al final:

 al beato polvo, tarde o temprano.

 

Aquí, ni el poder   ni la riqueza,

ni fama ni títulos o pobreza,

hacen excepción ó discrepancias,

porque polvo somos  sin jactancias.

 

 

Hermano: he aquí el camposanto:

Donde tornamos al polvo sacrosanto.


Publicado por hameh0017 @ 13:21
Comentarios (0)  | Enviar